Buscar en la web

Martes, 06 Septiembre 2016 11:41

Comer y hablar con 6 meses “solos” SE PUEDE

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

 

Biel es un niño que come desde los seis meses lo mismo que sus padres, no le hacen papillas, no toma purés, si los padres toman alguna crema, él también lo hace, pero utiliza sus manitas para comer, aún no tiene habilidad para comer con cubiertos, pero pronto la adquirirá. Empezó comiendo verduras al vapor, muslos de pollo, fruta madura… y cada dos o tres días probaba un alimento nuevo, de modo que a los pocos meses tenía gran variedad de alimentos para comer.

Al mismo tiempo, desde bien pequeñito sus padres le hablaban además que con la lengua oral a través de los Signos para Bebés. La Lengua de Signos es la forma que tienen las personas sordas para comunicarse entre ellos. Aunque Biel no tiene ningún problema de audición su familia ha decidido que hablar con las manos puede ser beneficioso a la hora de comunicarse y utilizan una versión adaptada a los más pequeños.

¡Para Biel sus manos son una herramienta valiosísima!

Las necesita para comer y también para comunicarse.

Los bebés no suelen poder comunicarse con su familia hasta al menos los 12-18 meses de edad, el lenguaje oral es muy complicado de ordenar y de hacerlo de forma entendible aún más.

Un día, Biel, estaba almorzando con sus padres cuando les dijo a estos que había terminado. Pero después les dijo que quería sandía. La sandía no estaba en la mesa, no estaba a la vista. Su madre tuvo que abandonar la mesa, la sala, y dirigirse a la cocina y cogerla del interior de la nevera.  Esto sucedió en aproximadamente 60 segundos. Cuando Biel vio la sandía y que su madre le había entendido perfectamente se puso a saltar de la alegría.

Ahora bien, imagínense que Biel no supiera los Signos para Bebés, ¿qué hubiera pasado? Seguramente habría empezado a vocalizar algo inentendible, sus padres hubieran empezado a ofrecerle todo lo que está en la mesa, Biel se pondría nervioso y se frustraría bastante al ver que sus padres no le dan lo que necesita, que quiere algo pero no le comprenden. Seguramente terminaría llorando. Sus padres tendrían que parar lo que están haciendo, dejar de comer, para atenderle, seguramente lo llevarían en brazos por la casa, y en el mejor de los casos… el niño consigue hacerles ver que lo que necesita está en la cocina y en la nevera, pero, ¿Cuánto tiempo? ¿Cuánto dolor? ¿Cuántas lágrimas? ¿Cuánta frustración? Tanto para el niño como para el resto de la familia sería una situación que no sería nada agradable.

Todos las personas signamos, bien cuando intentamos comunicarnos con alguien que no nos entiende porque habla otro idioma u otro inconveniente, cuando estamos lejos de la persona con la que queremos comunicarnos, cuando queremos señalar algo, cuando queremos empatizar lo que decimos de forma oral, y los más pequeños también lo hacen, todos hemos visto a un bebé dar un beso volado, decir adiós con sus manitas e incluso ¡OK!, además lo hacen por instinto, cómo aún no pueden hablar no es extraño que los más pequeños de la casa se inventen algún gesto para identificar un objeto o algo que necesitan, por ejemplo si ven un pájaro hacen el gesto de volar con los brazos. Incluso ya cuando saben hablar siguen utilizándolos, hasta con 4 o 5 años un niño cuando habla de su pie lo enseña. Pues bien, si saben hacer estos gestos pueden aprender muchos otros y serles de gran ayuda.

Y es que entre la habilidad que adquiere utilizando sus manitas para comer (Baby Led Weaning) y los Signos para Bebés aumentará su psicomotricidad fina, aumentará su capacidad de comunicación, la seguridad en sí mismo, podrá tomar sus propias decisiones, pero sobretodo serán más felices

Visto 493 veces Modificado por última vez en Miércoles, 07 Septiembre 2016 12:08

¡Que tierno! le informa del uso de cookies que permiten ofrecer un correcto funcionamiento del sitio. Para mas informacion visite Politica de privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio web.
EU Cookie Directive Module Information